Una de las exigencias legales que se encuentran recogidas en la ley de prevención de riesgos laborales de 1995, es la creación, por parte de la empresa, de un manual de prevención de riesgos laborales. Este escrito deberá ser el documento básico que describa la gestión y optimización de la prevención de riesgos laborales.

manual de prevención de riesgos laborales en España

Este manual tiene que ser entregado a todos los trabajadores de forma personal, así que más adelante veremos qué apartados debería contener. Por ahora, cabe destacar que el manual de prevención de riesgos laborales tiene que ser más que un compendio de normas de seguridad o notas de avisos, sino que tiene que incluir todos los requisitos requeridos por la ley.

 

 

 

 

 

Solo añadir que debe estar firmado por el máximo responsable de la empresa.

  1. Presentación y bienvenida

Una buena idea de comenzar el manual de PRL es mediante una pequeña presentación por parte de la empresa al trabajador, dándole la bienvenida y comentando los objetivos de la empresa a corto y medio plazo. Esto no deberá ser más que una introducción para que el trabajador se sienta integrado en el ambiente laboral, y conozca las motivaciones y ambiciones de la empresa, para que pueda encajar lo mejor posible.

  1. Obligaciones y derechos del trabajador

En esta sección la empresa debe hacer un somero resumen de la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales, de aquellos aspectos que interesen al trabajador. Principalmente, los aspectos relevantes a tratar por parte de la empresa son los derechos y deberes del trabajador.

Con este punto, se pretende hacer ver al trabajador que se encuentra dentro de un marco legal a nivel nacional. Así conocerá cuáles son los derechos que puede tener en material de prevención laboral, al mismo tiempo que sabrá qué se exige y se espera de él para mejorar las condiciones laborales.

En principio, este apartado no deberá diferir mucho de un manual de prevención de riegos laborales respecto de otro, ya que la normativa legal de derechos y obligaciones de los trabajadores no difiere a nivel nacional.

  1. El plan de prevención de riesgos laborales en la empresa

En este apartado del manual de PRL se tienen que describir los compromisos que la empresa ha adquirido en materia de prevención de riesgos laborales. Dicho con otras palabras, se tiene que explicar al trabajador el plan de prevención de riesgos laborales, es decir, cómo se está poniendo en marcha, qué objetivos tiene, qué se ha modificado hasta la fecha, qué se tiene pensando mejorar e implementar en el futuro, etc.

En primer lugar se deben dedicar unas cuantas líneas a comentar la política preventiva de la empresa, es decir, a dejar claro cuáles son los compromisos y valores que la empresa tiene para con la seguridad de sus trabajadores, qué significan para la empresa sus trabajadores, cuáles son los posibles métodos de participación por parte de los trabajadores en lo referido a la prevención, etc.

Posteriormente se deberían detallar los recursos que la empresa está destinando a mejorar la prevención laboral. Habría que especificar tanto los recursos monetarios (mejora de instalaciones, compra de equipo especializado, etc.), como los humanos (personal que se dedica a la prevención, si hay un equipo propio o ajeno, etc.).

También sería interesante incluir un organigrama de la empresa, para que los trabajadores supieran a quién dirigirse en caso de duda o problema, lo que agilizaría la solución asunto en cuestión.

En relación con el último punto, también se deberían explicar los protocolos y procedimientos que los trabajadores tendrán que seguir al realizar alguna actividad burocrática relacionada con la prevención de riesgos laborales dentro de la empresa. Algunos ejemplos de estos procedimientos sería explicar cuál debe ser el cauce administrativo para emitir una queja, qué herramientas para solventar problemas tienen a su alcance los trabajadores, y cuestiones similares.

  1. Normas de seguridad y peligrosidad de la empresa

Posiblemente uno de los puntos más importantes dentro del manual sea éste. Aquí se tiene que informar al trabajador de las normas de seguridad del recinto de trabajo y de los accidentes que se pueden producir si se incumplen dichas normas.

Lo primero de todo hay que incluir unas normas generales que describan qué acciones pueden los trabajadores realizar en su lugar de trabajo y cuáles no. Esto no debe ser más que explicitar que está prohibido consumir bebidas alcohólicas, acceder a lugares sin autorización, etc.

Además, este apartado del manual debe contener unas normas específicas de actuación. Estas normas específicas dependerán de la empresa, por lo que serán distintas en cada manual. Algunos puntos esenciales que hay que incluir son la higiene y la limpieza, cómo circular por las instalaciones y cómo comportarse ante dispositivos particulares del lugar de trabajo (alguna máquina concreta o elemento que afecte a la seguridad de los trabajadores, etc).

Un punto fundamental de todo manual también es describir qué significan las señales de seguridad. Será obligatorio hacer un listado de todas las señales que hay en el lugar de trabajo, tal y como estén representadas, a la vez que se explicite su significado.

Por último, hay que describir qué hacer en caso de emergencia. Se tienen que contemplar todas las posibles situaciones de peligrosidad: incendios, accidentes, fugas o escapes, y un largo etcétera que dependerá del entorno de trabajo.

Algunos de los elementos imprescindibles a incluir son un plano de evacuación, unas pautas de acción inmediata ante un peligro y unos teléfonos de emergencia, tanto propios de la empresa como públicos a nivel nacional.

Por último, en esta sección del manual de prevención de riesgos laborales hay que incluir unos pequeños conocimientos de primeros auxilios, para actuar en caso de que sea necesario.

  1. Equipo y prevención del puesto de trabajo

En esta última parte hay que hacer referencia a la prevención específica del puesto de trabajo. Es decir, a qué peligros se puede enfrentar el trabajador y qué medios ha puesto la empresa para minimizarlos. Principalmente se tendrán que detallar los siguientes elementos:

  1. Equipos de Protección Individual (EPI): describir cómo y cuándo usarlos, qué limitaciones tiene, qué usos están completamente prohibidos, etc.
  2. Fichas de seguridad de los elementos: si se utilizan elementos peligrosos, detallar sus fichas de seguridad así como las precauciones que hay que mantener ante ellos.
  3. Ficha de seguridad de los equipos: si hay algún equipo de difícil o peligroso manejo, hay que explicar cómo usarlo, recomendaciones del fabricante, etc.

Quizá te interese:

Los lectores llegaron a este artículo buscando: